Anúnciate aquí

Relaciones laborales requieren mejorar tras pandemia de COVID

La falta de confidencialidad en el manejo de información bajo a un 26 %. / iStock
La falta de confidencialidad en el manejo de información bajo a un 26 %. / iStock

Los riesgos en los colaboradores en cuanto a integridad, estrés, rotación y relaciones interpersonales han disminuido, tras el COVID

De acuerdo con “Estudio Covid-19: impacto en el comportamiento de los colaboradores Postpandemia” se demuestra que en el 2022, los riesgos en los colaboradores en los rubros de integridad, estrés, rotación y relaciones interpersonales han disminuido y que, aunque estos resultados son alentadores, continúa siendo necesario prevenir y mitigar los riesgos que inciden de manera negativa en el comportamiento de los trabajadores y por ende, en el modelo de negocio de las organizaciones.

El estudio permite conocer las tendencias de comportamiento de las personas que están relacionadas con las consecuencias sociales y económicas de la pandemia. Para su elaboración se analizaron a 117 mil 699 colaboradores en edad laboralmente activa de los sectores financiero, industrial y logístico y en su mayoría con nivel licenciatura.

Te podría interesar: Querétaro; mercado esencial para el sector franquicias

Fernanda Zenizo, directora general de Intelab, compartió que “en 2022 hubo continuidad en la recuperación que inició en el año anterior; los cambios son sutiles y parece observarse una tendencia hacia la mejoría y recuperación a niveles prepandémicos”. 

Aún así, en beneficio de los modelos de negocio, continúa siendo necesario prevenir y mitigar riesgos que inciden en el comportamiento de los colaboradores a través de procesos breves, justos y equitativos, basados en datos y con mediciones confiables”.

En integridad, la afectación en este rubro ha pasado de un 23 a 20 por ciento del 2021 al 2022, respectivamente. Esto significa un decremento, aunque bajo, de personas con dificultad de distinguir lo correcto de lo incorrecto de 74 a 73 por ciento de 2021 a 2022, respectivamente.Además de registrar una disminución, también baja, en la dificultad de juzgar con objetividad sus decisiones y acciones de 50 a 48 por ciento del 2021 a 2022.

La falta de confidencialidad en el manejo de información pasó de un 29 a 26 por ciento del 2021 al 2022, también disminuyó.

La persistencia de estos riesgos podría estar relacionada con las problemáticas a las que se siguen enfrentando los mexicanos como la inseguridad, la violencia, el narcotráfico, el alto costo de la vida, bajos salarios, crisis económica y desempleo.  

Relaciones laborales después del COVID

En el 2022, respecto a los años de pandemia por covid, los colaboradores presentaron una pequeña disminución en el estrés, el cual sigue estando presente en la mitad de los colaboradores encuestados, lo que implica un impacto en su calidad de vida a través de un bajo nivel de bienestar relacionado con problemas o preocupaciones de salud, pasando de un 53 a 51 por ciento de 2021 a 2022, respectivamente.

Aumento de un 35 a 37 por ciento de 2021 a 2022, respectivamente, del número de personas con dificultad para manejar la tensión, referente a emprender acciones o adaptarse a situaciones que imponen cargas emocionales o físicas excesivas.

El alto número de personas con estrés en el estudio coincide con cifras reportadas a nivel internacional que indican que el 68 por ciento de los colaboradores experimentan esta sensación de tensión o ansiedad. Por otro lado, las dificultades económicas y sociales aún están presentes y que, de acuerdo, con el estudio Bienestar Financiero 2023, el 85 por ciento los empleados mexicanos presentan algún tipo de estrés por situación financiera y que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 75 por ciento de las personas trabajadoras en el país padecen de estrés laboral crónico, los cuales significan importantes factores de riesgo.

En 2022, se observó un alto número de personas con sentido de pertenencia y compromiso con la organización, así como un buen manejo de relaciones laborales tensas, lo que se reflejó en una baja rotación, posiblemente debido a que los colaboradores perciben que han recibido apoyo suficiente y buen trato por parte de sus empleadores.

Con información de Juan Carlos Machorro

Anúnciate aquí

Anúnciate aquí

Anúnciate aquí