Anúnciate aquí

Chema Tapia: Hombre de Palabra

José María ‘Chema’ Tapia tiene una amplia trayectoria en el servicio público de los tres niveles de gobierno. En 2009 llegó a Querétaro

 ha llevado a ‘Chema’ Tapia a conocer todo el territorio mexicano. Originario de Sonora, ha vivido en diferentes estados, incluso ha contendido para puestos de elección popular.

Desde 2009 su residencia está en Querétaro; llegó para asentarse como empresario, aunque colaboró con el gobernador priista José Calzada Rovirosa.

En entrevista con la Revista Perfiles de Querétaro, ‘Chema’ habla de la evolución de una metrópoli que se transformó en menos de dos décadas.

Chema Tapia

Marittza Navarro (MN): ¿Quién es ‘Chema’ Tapia?
José María ‘Chema’ Tapia (CT): Soy un servidor público, porque más que político me gusta que me llamen servidor público, porque es lo que realmente me gusta: servir.
Soy una persona que ha trabajado desde los 18 años de edad, que tiene la convicción de que las cosas cambien, que se queden y trasciendan, porque más que protagonizar prefiero trascender.
Estoy casado desde hace 16 años, tengo tres hijos: Mónica, Emiliano, Regina. Soy un queretano por adopción y de corazón.
Llegué en 2009 y me enamoré de Querétaro, mi esposa y yo llegamos recién casados aquí , decidimos formar familia y quedarnos.
Llegamos a un Querétaro que tenía una calidad de vida diferente a la que hoy estamos viviendo, que era un Querétaro mucho más limpio, más sano, más ágil, más seguro; ahora vemos que se ha descompuesto.
En realidad, soy un ser humano como cualquier otro que tiene la intención de hacer cambiar su ciudad, la ciudad donde vive, con ello contribuir a que cambien las políticas públicas y que se mejore la vida de las personas en general, no solo para algunos.

MN: ¿Cómo nace el interés por el servicio público?
CT: Vengo de una familia donde mi padre fue médico militar, mis abuelos (fueron) Generales de toda la vida, me inculcaron un perfecto amor por México.
En 1993, mi padre trabajó como secretario de Salud en Sinaloa y él era mucho más médico que político; me voy con él a pasar una temporada y ahí me doy cuenta de que sí se podían cambiar las cosas.
En la época de estudiante me enlisté en las filas del PRI, porque era el PRI en el que yo creía, no es el PRI de este momento, y quise poner mi granito de arena en todos los cargos en los que he estado para cambiar las cosas y poder hacer una política diferente, cercana, honesta y, sobre todo, transparente.
En mi familia, en mi casa, siempre me dijeron que lo que se dice con la boca se sostiene con los pantalones y así lo he hecho a lo largo de mi trayectoria.

MN: ¿Por qué llegas a Querétaro?
CT: Llego a Querétaro en 2009 con ganas de emprender; la verdad, lo que no quería participar en la política, no llegué para participar en la política queretana, simplemente vine a establecerme aquí, acababa de pasar una elección en la que yo había sido candidato en la Ciudad de México y que ganamos, pero me robó el Tribunal unas horas antes de rendir protesta y, entonces, me vengo a Querétaro recién casado.
Entré en pláticas con el gobernador ‘Pepe’ Calzada en ese momento, colaboré externamente porque no me quería involucrar en el tema partidista ni de política, a pesar de que era priista.
Pero siempre mi visión fue Querétaro, aquí formé mi familia, aquí están mis hijos, de aquí no me muevo, mis hijos tampoco porque les gusta la calidad de vida y el buen trato que tienen, o tenemos, los queretanos.

MN: No es el mismo Querétaro de hace 14 años, ¿qué ves, cuáles son las áreas de oportunidad?
CT: Cuando llego, en 2009, era un Querétaro seguro, era un Querétaro en el que la movilidad no estaba en las condiciones de ahorita; es cierto, ha crecido, ha tenido un desarrollo importante, tanto el municipio como los municipios aledaños, pero los servicios básicos, los servicios públicos los palpabas, ahí estaban.
Querétaro estaba, en el índice del IMCO, entre las ciudades más seguras del país y siempre competíamos entre el lugar dos y el uno contra Mérida, hoy estamos en el lugar 14 o 15.
La movilidad se ha afectado, las administraciones son las mismas, son un ‘club de Tobi’, y lo que se necesita es hacer las calles más anchas, pero para que haya más baches porque no hay manera de encontrar una sola calle pareja en todo el municipio; parece que vino una tormenta de meteoritos y minó las calles de Querétaro.
Faltan servicios públicos, faltan oportunidades para la gente que sale de su casa en transporte.
No concibo que haya esa falta de sensibilidad de la autoridad municipal, porque creo que si se apegara a lo que dice la Constitución sería muy fácil su trabajo; el artículo 115 de la Constitución Política marca cuáles son las obligaciones del alcalde, cuáles son sus facultades , qué debe de hacer y no lo hacen.

MN: Registraste tu aspiración a la precandidatura a la alcaldía por Morena, también lo harán por el Partido Verde y el Partido del Trabajo.
CT: Lo único que he hecho es caminar Querétaro, tenemos un segundo recorrido que estamos por concluir. Mil 600 colonias, conociendo las inquietudes de la gente, porque para poder gobernar, primero tienes que conocer las necesidades, no del general, sino lo particular.

MN: ¿Acatarás el resultado de la encuesta?
CT: Si es transparente ,como lo fue en el proceso de la doctora Claudia Sheinbaum, y están los números coincidentes con las encuestas, sin discrepancia, y en dado caso que la decisión se tome por otras circunstancias que no sea que sea más competitivo, valoraré qué hacer. Si es alguien que me gana la encuesta y me lo demuestra, en ningún momento lo voy a impugnar, no lo voy a poner en duda.

MN: ¿Por qué la Cuarta Transformación?
CT: Cuando yo me registro al PRI, tenía yo 18 años, fue el partido que me dio muchas oportunidades, pero era un PRI distinto al que vivimos hoy. Era un PRI que, para empezar, tenía otros documentos básicos, porque este señor que se dice presidente, es el sepulturero; el PRI al que me inscribí sí veía la justicia social, sí veía las causas de la gente y ese partido se fue perdiendo a lo largo de mucho tiempo.
No estoy hablando que haya sido de 2018 acá, se fue desdibujando y nadie tuvo la fortaleza de decir poner un alto y redefinir al partido.
Cuando veo los pronunciamientos de Morena y de la Cuarta Transformación, veo que tienen mucha similitud en el discurso: justicia, democracia, derechos, libertades, causas, bienestar. Panista nunca puedo ser, esa moral de derecha no va conmigo; soy mucho más progresista, soy mucho más de derechos, de libertades, de realmente tener contacto con la gente y de salir a la calle.

Puedes consultar: Santiago Nieto: Hombre de Leyes

Anúnciate aquí

Anúnciate aquí

Anúnciate aquí

Más noticias


Contenido Patrocinado