Anúnciate aquí

Santiago Nieto: Hombre de Leyes

El extitular de la UIF señala que debe resignificarse la imagen de la izquierda, que también busca el progreso económico en donde los empresarios tengan oportunidades de crecer

El proyecto de la 4T va por crecer la clase media, por fortalecer los programas sociales y por ayudar a los empresarios, dentro del marco legal, a que desarrollen sus proyectos. Con esas premisas es como se busca resignificar a la izquierda en México, expresó el queretano Santiago Nieto Castillo.

Actualmente es encargado de despacho de la Procuraduría General de Justicia en Hidalgo, y representa una de las figuras más importante en la lucha contra la corrupción de la última década en el país.

En entrevista con la Revista Perfiles de Querétaro, Nieto Castillo analiza la actualidad de México, que está por terminar un sexenio de alternancia de un proyecto de izquierda que tiene en Andrés Manuel López Obrador a su principal líder.

Consulta la edición impresa. Da click en la imagen

 

Santiago Nieto hizo una remembranza sobre la situación política y social que vivió México en 2018 y que llevó a AMLO a ganar, en su tercer intento, la presidencia. Un país polarizado, no de ahora, sino consecuencia del modelo neoliberal liderado por el llamado PRIAN (Partido Revolucionario Institucional y Partido Acción Nacional).

“Tenemos una polarización del país y en gran medida tiene que ver con que el PRIAN no entendió lo que estaba sucediendo abajo, en el México profundo; ¿y qué sucedió?, un hombre que iba pueblo por pueblo, hablando a las comunidades, transitando los 2 mil 400 municipios del país una y otra y otra vez, convenciendo adeptos y señalando la corrupción, señalando la violencia, señalando la impunidad”.

“¿Qué pasa con él?, ¿por qué tenemos en 2018 los resultados electorales que tenemos?, yo lo veo por tres cosas. Uno, la fortaleza del sistema electoral, el sistema electoral funciona, los votos se cuentan, se cuentan bien. Dos, el carisma de Andrés Manuel López Obrador, un hombre que en su peor elección tuvo 32 por ciento de la votación, el momento que decían que la derecha quiere regresar al poder, actualmente la derecha no alcanza el 32 por ciento hoy. Y el tercer elemento, creo yo definitorio, fue el hartazgo de la sociedad mexicana en los temas de corrupción”.

Te puede interesar: Santiago Nieto: No hay plan B

LAS ALIANZAS

Al consolidarse la alianza entre PAN-PRI-PRD, que tienen en Xóchitl Gálvez Ruiz a su precandidata a la presidencia de México, se cuestionó a Santiago Nieto sobre cómo vislumbra la unión de dos partidos que, históricamente, fueron polos opuestos; incluso, en el año 2000 Vicente Fox con la bandera de Acción Nacional logró el primer gobierno de alternacia en el país.

Marittza Navarro (MN): ¿Cómo ve esta alianza y qué tan consolidada puede llegar al proceso de elecciones?

Santiago Nieto (SN): Yo creo que difícilmente a un priista le gusta o está de acuerdo en votar con el Partido Acción Nacional. Veo que, por lo menos en el estado de Querétaro, ha habido una descortesía política hacia sus propios aliados por parte del PAN.

Nuestra posición, y lo ha dicho la doctora Sheinbaum en su visita, es muy clara: los priistas de buena voluntad son bienvenidos para que juntos podamos sacar al PAN de Palacio de Gobierno.

MN: Recientemente se inscribió como un aspirante a la candidatura del Senado, ¿qué espera de este proceso interno?

SN: Morena es un partido vivo, hay mucha efervescencia, hay muchas personas con buenos perfiles. Yo lo que he dicho es: hay perfiles legislativos, personas que han pasado por el Congreso como Juan José Jiménez, Paloma Arce, Beatriz Robles. Tenemos personas que han pasado también por experiencias administrativas. También tenemos personas que han tenido experiencia partidista política, Rocío Rojas, por ejemplo.

Creo que tenemos un contexto y una pluralidad tal, que permite enfrentar con experiencia, con conocimiento técnico, un proceso electoral como se avecina. Y sobre todo, el desafío de gobernar y gobernar bien. Y gobernar, además, de manera honesta.

MN: ¿Qué ve en Querétaro?

SN: En términos de la ley de instituciones y procedimientos electorales no podemos hacer precampaña, no podemos hablar de Senadurías, no podemos hablar de elecciones, no podemos hablar de partidos. ¿Qué sí podemos hacer?, hablar de la Cuarta Transformación.

Me considero un hombre de leyes y creo en el Estado de Derecho. Creo que el Estado de Derecho también implica negociación, implica apertura, implica diálogo, implica democracia; y estoy evidentemente en contra de expresiones de violencia física en contra de ciudadanos, en contra de medios de comunicación, como recientemente ha pasado en Querétaro.

Estoy convencido de que hay una una ola, que yo veo en cada recorrido, en cada mercado, en cada municipio, en donde las personas están o hartas de la corrupción del panismo, o están cansadas de las desigualdades que les toca vivir, o simple y sencillamente están agradecidas con Andrés Manuel López Obrador.

He encontrado mucha gente que con lágrimas en los ojos me dicen ‘yo no sé qué haría sin el apoyo de personas de la tercera edad para poder sostener a mis padres’. O ‘yo estoy muy agradecido, agradecida con el presidente López Obrador, porque mi hijo con discapacidad recibe un apoyo de manera directa’.

Es eso, ese sentimiento que empezó a surgir a partir de muchos años dentro de la sociedad mexicana es lo que está permeando en Querétaro.

TIEMPO DE ALTERNANCIA

La aprobación que tiene el presidente de México, a unos meses de la elección de 2024, así como las encuestas que ya se realizan en diversas partes del país sobre preferencias electorales, permiten expresar que solo es cuestión de tiempo para tener gobiernos de alternancia, afirmó Santiago Nieto.

“Cuando un partido alcanza al otro ya es solamente cuestión de tiempo a que venga la alternancia en el ejercicio gubernamental. Y la alternancia no es mala, yo creo que en estos estados en donde no ha habido una experiencia de izquierda es importante que se vea una visión de izquierda que pueda ayudarlos a hacer crecer las clases medias. Nuestro objetivo es ese”.

PRIMERO LOS POBRES

Para el extitular de la Unidad de Inteligencia Financiera, la política de “primero los pobres” que enarbola Morena, seguirá siendo la base de la 4T, pero el fortalecimiento de las clases medias será un segundo piso para alcanzar mejores condiciones de vida para las y los mexicanos.

MN: ¿Primero los pobres?

SN: Claro, por el bien de todos, dice el presidente López Obrador, primero los pobres, pero también, y es una realidad que nosotros estamos viendo: necesitamos generar mejores tasas de crecimiento, necesitamos hacer que las clases medias se expandan.

Hay una patología de que somos la decimosexta economía del planeta y tenemos 30 por ciento de clase media a nivel nacional, cuando deberíamos, por nuestros recursos económicos tener, 50 por ciento por lo menos. ¿Qué significa eso?, ¿dónde está el problema?, tenemos una desigual distribución de los ingresos que impide que las clases medias se puedan ensanchar.

Necesitamos empezar a pensar que, por el bien de todos, primero los pobres, y consolidar y expandir las clases medias.

MN: La consolidación de esta clase media, ¿es una segunda etapa en el proyecto de la 4T?

SN: Una segunda etapa exactamente, un segundo nivel, un segundo piso de la Cuarta Transformación; la primera tenía que ver con algo que nos debería de avergonzar como país y es que nunca volteamos a ver a las clases bajas; sí había programas asistencialistas, pero programas asistencialistas que se metían vía organizaciones sociales, organizaciones civiles y, perdón, a mí me tocó hacer investigaciones sobre ello desde la UIF y ¿qué encontrábamos?, que había muchos ‘niños fantasma’ y entonces se cobraba por los niños que en realidad no terminaban por acudir a las estancias; eso implicó un cambio de visión.

El presidente López Obrador, la doctora Claudia Sheinbaum, están pensando en que el dinero le llegue directamente a la persona y para ello se tuvo que constituir el grupo de los servidores de la nación y para ello se tuvo que cambiar la expectativa y la propia organización, mientras que el modelo del PRIAN había sido ‘generamos estos grupos intermedios’ y esos grupos intermedios terminaban absorbiendo una gran cantidad del recurso que en realidad tenía que ir a las clases bajas y medias.

MN: ¿Una política distinta?

SN: Es distinta, la ideología política atrás es distinta y eso que se está reflejando; se está reflejando en que hay una enorme aceptación del presidente López Obrador en el país. La encuesta que menos posiciona al presidente López Obrador en México Elige habla del 58 por ciento, pero tenemos casos que ya lo ubican en 69, 70 por ciento a nivel global; es el segundo presidente más reconocido y apreciado en su mandato.

A estas alturas Calderón estaba en 20 por ciento, a estas alturas Enrique Peña Nieto estaba en 14 por ciento. ¿Cuál es la diferencia?, este contacto con la ciudadanía directa y el hartazgo de grupos sociales, clases medias, clases bajas, con una élite política que tiene muy poco que decirles, muy poco que hablarles de manera directa en esto que se ha denominado, por parte del presidente, el PRIAN y que ellos, priistas y panistas, lo que han hecho es consolidar la idea que el presidente tenía.

SIN MIEDO A LA IZQUIERDA

MN: ¿Qué opina de esta percepción de miedo que se tiene de la izquierda en Querétaro?

SN: Yo diría, primero, qué significa ser de izquierda, ser de izquierda tiene que ver dos cosas: el liberalismo político, que cada quien defina lo que quiere ser; nosotros, desde la perspectiva de izquierda, no podemos satanizar a ninguna perspectiva ideológica, podemos no compartirla, pero necesitamos partir del respeto a las distintas formas de pensar, a las distintas cosmovisiones y, sobre todo, en la defensa irrestricta de los derechos de cualquier minoría; esto implica las minorías sexuales, las minorías lingüísticas, las minorías étnicas y, evidentemente, de los grupos que han sido históricamente discriminados como pueden ser las mujeres, la posición de la izquierda tiene que estar siempre por buscar el empoderamiento de las mujeres.

La otra parte tiene que ver con reconocer, primero, que hay desigualdades sociales para poder reducirlas, ¿cómo las tenemos que reducir?, haciendo que las clases bajas tengan un mejor ingreso, que tengan un proceso de bancarización; es increíble que después de décadas del gobierno, de priistas y panistas, no voltearan a ver al sistema bancario como una mecánica para bajar la economía informal del país, que tiene 57 por ciento de informalidad.

¿Cómo se cambia esa economía informal?, con gente que pueda tener acceso al sistema financiero, a una tarjeta de débito, a no tener dinero en efectivo que se termina escurriendo por las manos, teniendo una posibilidad de generar ahorro y esa es la idea del Banco del Bienestar.

La posición de la izquierda tiene que ser: cómo disminuimos las desigualdades sociales a partir de mejorar las condiciones de vida de las clases bajas y ensanchar las clases las clases medias, nosotros estamos pensando en cómo mejoramos las tasas de crecimiento.

Para Santiago Nieto no existe ‘Plan B’ en su proyecto de candidatura, es decir, de no lograr la bandera de candidato al Senado, no existe otra posición electoral a la cual aspirar.

De acuerdo con el morenista, el objetivo central de su movimiento es el proyecto y no las personas, motivo por el cual, garantizó, apoyará a quien resulte ganador o ganadora en la encuesta.

SER DE MORENA

Santiago Nieto Castillo reconoce que para muchos, ciudadanía y cúpulas políticas, la visión de Morena llega a parecer arrogante, pero lo es porque tienen una visión de defender las causas justas del país.

“A lo mejor somos muy arrogantes con nuestro nacionalismo, pero es que amamos a este país; sí, a lo mejor somos muy arrogantes con respecto a Andrés Manuel López Obrador, pero desde Lázaro Cárdenas no teníamos un gobierno de izquierda y no teníamos resultados como los que se tienen. La doctora Claudia Sheinbaum es una científica de clase mundial, Marcelo Ebrard es un hombre de Estado.

Realmente yo le preguntaría a estas personas, si comparamos con elementos de la clase política del PRIAN, ¿estamos hablando del mismo nivel?, ¿‘Alito’?, perdón, ¿César Duarte, Javier Duarte, Jorge Cabeza de Vaca, Javier Lozano?, ¿de veras de eso estamos hablando?, porque yo creo que lo que necesitamos es hablar de qué tipo de país queremos, qué tipo de Estado queremos y eso tiene que pasar por respetarnos y por poder generar políticas públicas que nos sirvan a todos y no solamente que sirvan a unos cuantos”.

Anúnciate aquí

Anúnciate aquí

Anúnciate aquí

Más noticias


Contenido Patrocinado